Pilotos de combate estadounidenses recibieron orden de disparar contra un "un portaaviones volador"

Archivos británicos desclasificados hoy revelan que militares norteamericanos vieron “un portaaviones volador” en 1957.- Un avión comercial estuvo a punto de chocar contra un objeto no identificado en 1991.

Dos pilotos de combate estadounidenses recibieron órdenes de despegar lo más rápido posible y derribar un Objeto Volador No Identificado (OVNI) detectado sobre una campiña inglesa el 20 de mayo de 1957, durante la Guerra Fría, según archivos secretos británicos desclasificados y citados por el diaro The Times.
Uno de los pilotos asegura, según el informe, haber estado a sólo unos segundos de poder disparar 24 misiles contra el ovni, un objeto que se movía erráticamente y que, según los datos del radar, tenía un tamaño como el de “un portaaviones volador“.
El protagonista del incidente, Milton Torres, que ahora tiene 77 años y vive en Miami, aseguró que el ovni pasó varios momentos suspendido en el aire antes de ponerse a una velocidad estimada de 12.000 kilómetros por hora.
Tras el incidente, un personaje misterioso, supuestamente perteneciente a la Agencia Nacional de Seguridad estadounidense, ordenó a Torres que nunca hablara del incidente, y desde entonces, durante más de 30 años, guardó un celoso silencio. En 1988 participó en la redacción de un informe para el Ministerio de Defensa británico.

Relato

En su informe, Torres describió cómo despegó rápidamente desde la base de la Real Fuerza Aérea (RAF) en Manston, en Kent, en mayo de 1957 para investigar el ovni. El tiempo era estable y calmado. “Sólo era un teniente y no muy consciente de la gravedad de la situación. Me sentí como un cojo en un concurso de patear culos”, ha dicho.

“Recibí orden de disparar una ráfaga de cohetes contra el ovni. La verificación era válida y seleccioné 24 misiles”, prosiguió. “Tenía el blanco fijado en un objeto del tamaño de un portaaviones volador. Cuanto más grande es el aparato, más fácil es fijar el blanco. El punto en el radar se fijó casi sólo”, indicó.

En el último momento el objeto desapareció de la pantalla del radar y la persecución fue cancelada. Torres volvió a la base y al día siguiente dio parte ante un hombre anónimo que “parecía un comercial de IBM bien vestido”. “Me amenazó con un (delito de) violación de la seguridad nacional si decía una sola palabra a nadie”, ha señalado.

No hubo ninguna explicación oficial para el incidente, ocurrido en una de las épocas de mayor tensión de la Guerra Fría. Los aviones de combate de las bases británicas estaban en alerta constante ante un posible ataque soviético.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: