Españita se muere – SEGUNDA PARTE (Actualizado)

España = Japón 2.0: el crash inmobiliario sería aún peor de lo que se cree

La incomprensión de la gravedad de la crisis inmobiliaria española será desastrosa para los inversores, ya que podría tener profundas implicaciones para el sistema bancario europeo. Así opina la firma de análisis británica Variant Percepcion, cuyo informe define el problema español como “la madre de todas las burbujas inmobiliarias”.

Izabella Kaminska recoge en su blog del Financial Times un resumen del citado informe, que apunta que España es el agujero del balance europeo. Así lo atestigua que el país tenga un mayor número de viviendas sin vender que EEUU a pesar de éste sea, aproximadamente, seis veces más grande. De igual modo, España, que representa el 10% del PIB de la UE, ha sido el responsable del 30% de todas las nuevas viviendas construidas en Eurolandia desde el año 2000.

¿Y cómo se ha financiado todo eso? Pues según Variant Percepcion, con dinero procedente del extranjero, lo que hace que la crisis de la vivienda en España esté estrechamente vinculada con una crisis de financiación a nivel continental.

Más datos sobre la gravedad bancaria del asunto: el valor de los préstamos hipotecarios pendientes de pago pasaron de apenas 33.500 millones en el año 2000 a 318.000 millones en 2008, un aumento de 850% en 8 años. Si a esto se le añade las deudas del sector promotor y constructor, el valor total de los préstamos pendientes se eleva a 470.000 millones, lo que representa cerca del 50% del PIB español. Lea aquí el informe de Variant Percepcion Spain: The Hole In Europe?s Balance Sheet.

“En nuestra opinión”, señala Kaminska en su resumen, “los bancos españoles se enfrentan ahora a un panorama muy sombrío”. Y para muestra, un botón: la tasa de paro roza el 18% con más de cuatro millones de desempleados, habiendo más de un millón de familias que tienen a todos sus miembros sin trabajo.

¿Los bancos más fuertes del mundo?

El artículo continúa señalando que del mismo modo que la crisis subprime fue peor de lo que se pensaba en un primer momento, la crisis inmobiliaria española es también peor de lo que se cree.

“Los bancos españoles ocultan sus pérdidas y refinancian deudas a empresas zombis como hizo Japón en la última década”, señala Kaminska en base al informe. “Los inversores se engañan si creen que los bancos españoles están entre los más fuertes en el mundo”, añade para sentenciar que, “si tenemos razón, España pronto será un zombi como Japón”.

Así las cosas, los bancos españoles se enfrentarían a un prolongado periodo de deflación, sólo que la crisis en España sería mucho peor que la de Japón. Es más, Variant Percepcion opina que la actual situación de España recuerda a la de los primeros días de la crisis subprime, cuando todos los bancos aún presentaban resultados buenos hasta que, de repente, dejaron de hacerlo.

Para los autores del informe, el envidiado sistema de provisiones de la banca española no seá suficiente porque la burbuja española se parece mucho a otras burbujas clásicas: siempre que los precios se multiplicaron por diez luego bajaron un 90%. “La matemática es muy simple”, recuerda Izabella Kaminska.

Otros puntos negros que señala el informe para dar consitencia a su teoría de que los bancos españoles no son tan fuertes como se dice son los cambios introducidos por el Banco de España, la refinanciación de las deudas de algunas empresas zombis y el haber dado préstamos a 40 años por el 100% del valor de los inmuebles.

“Los bancos españoles son ahora los principales titulares de propiedades inmobiliarias en España”, constata el artículo, algo que de momento les ha permitido esconderse de la tormenta.

El enlace al informe: http://www.variantperception.com/sit…ance_Sheet.pdf

Fuente: eleconomista.com

España debe salirse del euro o sufrirá una crisis mayor que la Gran Depresión, según AIG

Por fin parece que todo el mundo -incluido el Gobierno- ha aceptado que España se enfrenta a una crisis grave. Pero dicha gravedad puede ser mucho mayor todavía, hasta rozar lo catastrófico, si hacemos caso a algunas opiniones que llegan del exterior. Y no se trata sólo del Financial Times y su supuesta inquina hacia España, sino de la gran banca de inversión. En un informe absolutamente demoledor al que ha tenido acceso El Confidencial, Banque AIG (filial de la norteamericana AIG, la mayor aseguradora del mundo) concluye que, o bien nuestro país abandona la moneda única para poder devaluar, o bien tendrá que afrontar una crisis “mucho peor que la Gran Depresión de los años 30”.Esta entidad no es la primera que plantea un escenario catastrofista. Ya en agosto Morgan Stanley incluía entre sus hipótesis para la crisis española una repetición de la crisis del Sistema Monetario Europeo de 1993-94, con consecuencias nefastas para nuestro sistema financiero, aunque no lo consideraba su escenario más probable. La semana pasada era Chevreux (filial de Crédit Agricole) el que volvía a la carga anunciando que la morosidad de las cajas llegará al 6,5% el próximo año y que varias de ellas tendrán que ser rescatadas. Pero nadie hasta ahora había llegado tan lejos como la aseguradora norteamericana al pronosticar casi el apocalipsis para nuestro país.El informe de Banque AIG, que firma su estratega jefe, Bernard Connolly, no es un análisis de mercado al uso, sino que incluye consideraciones de orden comunicacional, político y hasta filosófico. Su título es ‘Solbes, Almunia y la danza de los siete velos’, en referencia a la actitud de las autoridades española de usar una “serie desesperada de tácticas dilatorias, enmascarando más que revelando” la realidad de la crisis (a diferencia de la danza bíblica, en la que el desnudo progresivo de Salomé tenía como objetivo incrementar la excitación de Herodes para lograr la cabeza de Juan el Bautista).

“Pero la verdad desnuda en este caso es de todo menos agradable: es que España no se recuperará en ningún momento en el futuro predecible y, en vez de eso, está condenada a la depresión, la deflación y suspensiones de pagos generalizadas si permanece en la Unión Monetaria”, sentencia este analista. Ahí está la madre del cordero, porque Connolly es un conocido opositor a la moneda única europea y autor del libro sobre este asunto ‘El corazón podrido de Europa: la guerra sucia por el dinero europeo’. A su juicio, por tanto, la pertenencia de España al euro no ha sido en absoluto beneficiosa para nuestra economía en la época de expansión y ahora es el gran impedimento para salir de la crisis.

Deflación, depresión y desempleo

Su demoledora conclusión se infiere de un análisis de las posibles opciones que tienen las autoridades españolas para salir de la crisis. Así, considera que, una vez que ha estallado la burbuja crediticia y que la demanda interna se ha hundido, la única solución para que ésta se recupere es reemplazar la inundación de crédito de los últimos años con otras fórmulas que adelanten a la actualidad el gasto futuro. Pero eso es casi imposible. La solución más fácil, bajar los tipos de interés, no está en manos españolas precisamente por nuestra pertenencia al euro, sino en las de Jean-Claude Trichet. En segundo lugar están las medidas de política fiscal -incrementar el gasto público o bajar los impuestos-, que siguen siendo competencia nacional dentro de los límites que también impone Bruselas. Pero ahí el Gobierno también tiene las manos atadas por la “demoledora situación presupuestaria, que ahora por fin está siendo revelada”.

En tercer lugar, tenemos una devaluación de la divisa -que debería ser enorme en términos reales- para recuperar competitividad, algo también imposible dentro de la Unión Monetaria; y una devaluación del euro, que sería un sustitutivo para España es totalmente impensable -aunque la divisa europea ha caído con fuerza frente al dólar en los últimos meses-. Finalmente, Connolly también considera imposible un rescate fiscal de los países con problemas presupuestarios por aquellos que tienen superávit dentro del euro.Así las cosas, “parece inevitable que, mientras España permanezca en la Unión Monetaria, la única salida aplicable será la de forzar una enorme deflación nacional por la vía de una prolongada depresión y una subida masiva del desempleo”. “Es decir, España afrontará unas condiciones económicas mucho peores que las de la Gran Depresión de los años 30. Y las perspectivas de depresión y deflación se asocian casi inevitablemente a unas suspensiones de pagos generalizadas”, concluye. Algo que agravará todavía más la situación del sistema financiero -esta situación provocará una retirada de fondos de las entidades-, lo que alimentará un círculo vicioso.El Gobierno dejará caer la economía

Connolly se pregunta si nuestro Gobierno está dispuesto a llevar a la economía española a la quiebra generalizada. Y su respuesta es que sí, por las tendencias intervencionistas y estatistas del Ejecutivo de Zapatero y, sobre todo, porque salirnos del euro no es una opción viable por una cuestión cultural: los españoles asociamos a Europa con la democracia y la modernidad, por lo que cuestionar algo de Europa, “aunque sea la catastrófica Unión Monetaria” es casi franquista, opina. “Nuestra sospecha es que, en cualquier caso, las autoridades españolas están preparadas para ver a los agentes económicos entrar en quiebra y quizá para algo mucho peor”, sentencia.Respecto la comunicación, este analista es igual de demoledor: “Se puede sostener con bastante base que se han dicho más tonterías sobre la economía española en los últimos tiempos que sobre cualquier otra”, afirma después de repasar las fases por las que ha pasado nuestro ejecutivo desde que esperaba que la economía siguiera creciendo el 4% eternamente -pese a que la productividad no ha crecido nada en la última década- hasta que la semana pasada Solbes admitió la posibilidad de recesión. Y no sólo por parte del Gobierno español, sino que mete en el mismo saco al comisario europeo Joaquín Almunia, para concluir que “el valor añadido intelectual en este debate es negativo”.

Frente a este escenario y estas críticas, habrá quien argumente que no es AIG precisamente nadie para dar consejos por su delicadísima situación: se ha desplomado en bolsa, pueden bajarle el rating, tendrá que vender activos y, al final, puede convertirse en el próximo Lehman Brothers. Pero, por esa regla de tres, habría que quitarle validez a todos los análisis de entidades muy afectadas por la crisis financiera, como Citigroup o UBS, y, en general, a los de toda la banca de inversión internacional.

Fuente: Cotizalia

Anuncios

One Response to Españita se muere – SEGUNDA PARTE (Actualizado)

  1. Sergio Mira dice:

    Al hijo de Yon Gueras no le dejan ser el arbitro en un partido escolar porque cuando un padre se quejo creían que estaba pitando las falta de hace 7 años

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: